Bill Gates: decálogo para jóvenes.

clase

Los que tengan hijos en edad adolescente -esa en la que piensan que estudiar no sirve para nada, que los profesores les tienen manía, en la que las hormonas están desbordadas y la rebeldía se hace molesta – se solidarizarán conmigo y entenderán que no ceje en mi empeño de encontrar argumentos y herramientas que puedan servir de motivación al mío. Más aún cuando el futuro en este momento no es nada halagüeño, cuando el sistema educativo español es desastroso, y cuando la mayoría de los profesores lo son por cualquier motivo menos por devoción.

En mi búsqueda de esas herramientas, he encontrado una que me ha parecido muy interesante y que por eso comparto aquí.

En 2007, Bill Gates dió una conferencia en una universidad,  dirigida a alumnos adolescentes y a sus padres. Habló de cómo la política educativa había degenerado en un  concepto erróneo de la realidad que llevaba al fracaso a los alumnos cuando finalizaban sus estudios.

Bill Gates dictó 11  consejos a los alumnos:

  1. La vida no es justa, acostúmbrate a ello.
  2. El mundo no está preocupado por tu autoestima. El mundo espera que hagas algo útil por él antes de sentirte bien contigo mismo.
  3. No ganarás U$5 000 al mes nada más salir de la escuela. No serás vicepresidente de una empresa con coche y teléfono a tu disposición, hasta que con tu esfuerzo hayas conseguido comprar tu propio coche y teléfono.
  4. Si crees que tu profesor es duro, espera a tener un jefe. Ese sí que no tendrá vocación por la enseñanza ni la paciencia requerida.
  5. Voltear hamburguesas no es ser lo último en la escala social ni te quita dignidad. Vuestros abuelos tenían una palabra diferente para eso: lo llamaban oportunidad.
  6.  Si te equivocas no le eches la culpa a tus padres o a la mala suerte. Por lo tanto no lloriquees por tus errores, aprende de ellos.
  7. Antes de nacer tú, tus padres no eran tan aburridos como ahora. Ellos se volvieron así por pagar tus cuentas, lavar tus ropas y oírte decir que son ridículos. Por tanto, antes de salvar el planeta para la próxima generación, queriendo remediar los errores de la generación de tus padres, comienza limpiando las cosas de tu propia vida, empezando por tu habitación.
  8. La escuela puede haber eliminado la distinción entre excelentes, buenos y regulares, pero la vida no es así. En muchas escuelas hoy no repites el curso, hacen que tus tareas sean cada vez más fáciles y tienes las oportunidades que necesites hasta aprobar. Esto no se parece nada a la vida real. Si fallas estás despedido. Así que acierta a la primera.
  9. La vida no está dividida en bimestres. Tú no tendrás largas vacaciones de verano y no tendrás quien te ayude a cumplir con tus tareas, ni jefes que se interesen en ayudarte para que te encuentres a ti mismo. Todo esto y mucho más, tendrás que hacerlo en tu tiempo libre.
  10. La televisión no es la vida real. En la vida real las personas tienen que dejar los juegos, el bar, los bailes o los amigos para irse a trabajar.
  11. Sé amable con los nerds*. Hay muchas probabilidades de que termines trabajando para uno de ellos* Nerd: El empollón de clase, de toda la vida.

¿Qué opináis vosotros?.¿Tenéis alguna estrategia para motivar a chavales de 13 años?.

  • Twitter
  • del.icio.us
  • Digg
  • Facebook
  • Technorati
  • Reddit
  • Yahoo Buzz
  • StumbleUpon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>