De empresario local a empresario virtual. Consejos de evolución.

empresario

No soy muy partidario de dar consejos, entre otras razones porque no me considero con “peso específico” suficiente para ello. Pero a veces me lanzo en plan ONG para que experiencias propias o conocidas de primera mano puedan servir a otros para evitarse algún que otro quebradero de cabeza o algún que otro disgusto.

Estamos viviendo una situación nunca antes conocida por las generaciones que rondan el medio siglo y de ahí en adelante. Esta crisis que está provocando tantos cambios está afectando sobremanera al mundo empresarial. Son muchos los que, ante la terrible purga del paro, se lanzan al emprendimiento, generalmente en campos TIC (los más jóvenes, por aquello de ser los más valientes). Pero también son muchos los pequeños empresarios, incluso comerciantes, que ante la falta de carga de trabajo, se deciden a evolucionar, muchos de ellos igual que los jóvenes, hacia el sector TIC. Pasan de ser pequeños empresarios locales, a empresarios virtuales.

Esto puede aparentar una engañosa facilidad. Crear un negocio en Internet parece mucho más sencillo y económico: si ya soy empresario local, pues contrato una web, me compro un ordenador portátil, doy de alta una línea adsl, y a vender. Total, cuatro duros. Muy lejos de la compra de un local, las obras de reforma, los permisos municipales, la licencia de electricidad, agua…. Nada, un portátil, una adsl y la sala de estar de casa.

PRIMER ERROR: percepción errónea.

Pasar de empresario local, a empresario virtual, conlleva unos servicios, que por cierto, también son virtuales: SEO, SEM, gestión de redes, actualización de software, mantenimiento del hosting, atención 24 horas… pero con un coste real.

El nuevo empresario virtual tiene una empresa en 48 horas, es cierto; pero eso conlleva unos gastos que no se ven. Empezamos por la actualización del software. Si has contratado una tienda on-line en plan barato, te la habrán hecho usando CMS gratuitos tipo PrestaShop, Magento, osCommerce, WordPress con un plugin shop…. que requieren ser actualizados con mucha frecuencia para tapar fallos de seguridad.

El tener una página web implica tener un hosting (espacio en un servidor conectado permanentemente a la red) que habrás contratado, para que te saliese más barato, sin administración. O sea, en plan “tu te lo guisas, tu te lo comes”. Eso obliga a, en el mejor de los casos, optimizar la base de datos al menos una vez al mes, hacer un backup completo cada semana, adiestrar el anti-spam, gestionar los recursos para no sobrepasar la capacidad contratada, crearte tu mismo las cuentas de correo y configurar tu mismo el firewall, etc, etc. ¿Tienes los conocimientos técnicos para ello?. Pues contratala administración o a un experto. O sea, gasta dinero.

Todo esto son gastos que no se perciben cuando eres un empresario local.

SEGUNDO ERROR: me ahorro la publicidad.

Cuando abres una empresa o un comercio, el mismo día ya se enteran cientos de personas. Sin haber gastado un solo euro en publicidad, los vecinos, los comerciantes cercanos, la maruja del piso de arriba, el jubilado de enfrente, los conductores que circulan por la calle de al lado… ya ven la empresa o el comercio.

Si quieres hacer publicidad, con unos pocos euros puedes repartir flyers por la ciudad o en los parabrisas de los coches o en un centro comercial.  Con un poco más puedes publicar unos anuncios en el diario local,  o emitir unas cuantas cuñas de radio. Con relativamente poco dinero, puedes llegar a miles de clientes potenciales.

Cuando abres una empresa on-line, no se entera ni el tato. Para que alguien se entere hay que hacer SEO y SEM. ¿Mandeee?. Significa que tienes que hacer lo mismo que al acondicionar y publicitar un local, pero on-line.   Una empresa o comercio local lo acondicionas para que sea confortable, operativo y atractivo al cliente.  Pues eso mismo hay que hacer en la empresa virtual: cuidar la usabilidad de la web, la navegabilidad, las etiquetas meta, la maquetación… para que la empresa on-line sea accesible a buscadores y visualmente atractiva a clientes potenciales. Esto es SEO; optimización. ¿Tienes los conocimientos para ello?. Pues contrata a un experto. O sea, gasta dinero.

A todo esto, el tato sigue sin enterarse. Hay que hacer publicidad, pero esta vez, a narices. Hay que incluir la web de la empresa en motores de búsqueda, en directorios relacionados con la temática de la empresa, en redes sociales (depende del tipo de empresa, en una red u otra, en todas, o muy raramente en ninguna). Hay que emitir notas de prensa on-line en prensa digital, blogs y foros. Hay que contratar anuncios en AdWords o en facebook Ads o banners en prensa, blogs, foros… Hay que analizar comportamientos, realizar correcciones en función de resultados, etc, etc. Esto es SEM: marketing. ¿Tienes los conocimientos para ello?. Pues contrata a un experto en SEO y a otro en SEM. O sea, gasta dinero.

TERCER ERROR: confundir publicidad o marketing, con e-marketing.

La castaña que te puedes pegar con esto puede ser de aúpa. De hecho, puede hacer que tu empresa se vaya al traste o fundas el dinero antes de empezar a vender.

El marketing, o la publicidad (no son lo mismo, pero para no extendernos) a nivel local es relativamente fácil y económica. Entre otras muchas razones, porque el alcance es limitado. Si tienes un comercio en el barrio de Triana, no vas a publicitarte en María Pita, Coruña. Es relativamente fácil segmentar tu target (tu clientela objetivo) y es una publicidad fácilmente manejable, por así decirlo. Y como he dicho, con poco dinero se puede llegar a miles de personas.

Imagínate ahora que tu comercio estuviese situado en  una ciudad sin fronteras territoriales ni de ningún otro tipo, con miles y miles de millones de vecinos, rodeado por una pantalla opaca, y tuvieras que dar a conocer ese comercio. ¿Lo imaginas?. Pues eso es lo que ocurre on-line. Bienvenido a la ciudad Internet. No hay fronteras; ni siquiera el idioma lo es ya. No hay horarios de apertura ni de cierre porque siempre está abierto. No ves físicamente a quien está al otro lado; sólo ves ips, urls… No lo ves si no eres un experto en e-marketing.

Un experto en e-marketing debe saber planificar tu publicidad, seleccionar y manejar las herramientas adecuadas, interpretar métricas (las ips y las urls que visitan tu web, el porcentaje de rebote, el tiempo de permanencia, el flujo, las fuentes…), mejorar la conversión, optimizar el ROI… y sin ver el careto del cliente.

Y te puedo asegurar con total garantía, que no sirve contratar a un publicista o a una empresa de marketing. Necesariamente, contrata a un experto en e-marketing, o de lo contrario, acabarás frustrado al no ver resultados, en el mejor de los casos, o arruinado antes de empezar porque habrás malgastado el dinero en publicidad on-line que no ha aportado nada en el peor de los casos.

Necesariamente, contrata a un experto en e-marketing

CUARTO ERROR: esto funciona sólo.

Voy a ser un pelín grosero: ¡y una mierda!. ¿Dejas la puerta de tu comercio o tu empresa local abiertos para que los clientes entren, se sirvan, dejen el dinero en la caja y salgan?. Pues en tu comercio virtual tampoco. Los clientes queiren ver que hay alguien al otro lado. No sólo porque les da confianza, sino porque pueden requerir asesoramiento, o simplemente comentar algo que han visto en la web. Así que, además del adsl, apúntate en el presupuesto de gastos una línea  telefónica y no estaría de más un software o aplicación chat. Y asígnate un horario que como mínimo ha de ser igual al que tendrías -o tenías- en tu comercio o empresa local.

Y si tienes la suerte de que tu web tenga un volúmen medio de visitas, asimílalo como que te están entrando varios clientes a la vez en el comercio local. O sea, hay que contratar personal. Y otra línea más de teléfono por favor.

¿Te sigue pareciendo más fácil y más barato?. Puedo asegurarte que conozco a más de un empresario de relativo éxito como empresario o comerciante local, que se la ha pegado como empresario virtual. Yo sólo doy algunos consejos (faltan más)  pero si lo tienes claro y estás seguro, por favor, ¡evoluciona!. Y que tengas suerte, porque esta situación podemos arreglarla nosotros.

  • Twitter
  • del.icio.us
  • Digg
  • Facebook
  • Technorati
  • Reddit
  • Yahoo Buzz
  • StumbleUpon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>